Bienvenidos a la portada

ESCUCHE AQUI EL HIMNO DE NAVALMORAL


El tiempo

El Comportamiento Animal y la Meteorología (I)

Por Domingo Quijada

Al igual que el hombre, los animales son capaces de presentir, a corto plazo, las modificaciones del tiempo presente; ya que su actitud está condicionada, en cierto modo, por los cambios meteorológicos que se producen en la atmósfera. Es más, debido a su irracionalidad, el comportamiento es manifiestamente comprobable; más llamativo que en los humanos, sobre todo en ciertas especies.

Debemos aclarar que, ellos, desconocen la dinámica atmosférica. Es decir, no saben, conscientemente, el tiempo actual o venidero. Lo que ocurre es que la incidencia de los factores que influyen en el tiempo climatológico (presión, temperatura, humedad, vientos, lluvia, cargas eléctricas, etc.) sobre sus ramificaciones nerviosas, el desarrollado instinto que poseen (básico para la supervivencia) y las reacciones físico-químicas que se producen en los diferentes aparatos de su organismo, especialmente si esos factores cambian bruscamente (incluso ligera pero gradualmente), originan una notable modificación de su comportamiento. 

Como ocurría con los humanos, hay diferencia entre unas especies y otras. Siendo más ostensible en ciertos seres: insectos sociales, por ejemplo. 

Esto fue comprobado por el hombre que, al carecer de conocimientos científicos y de otros métodos para predecir, incorpora la biometeorología animal a su rico repertorio popular: por eso, en el pasado, los pastores estaban considerados como los mejores “hombres del tiempo” (mi añorado padre, un modesto agricultor y ganadero, fue el que me motivó con la Meteorología, pues nunca fallaba…). Veamos ciertos casos significativos, con su explicación científica, y que podemos comprobar detenidamente: 

A) Síntomas de Lluvia 

Casi siempre está relacionado con el descenso de la presión atmosférica y el incremento de la humedad. 

. Las ranas croan más de lo acostumbrado, especialmente en las horas centrales del día: ya que salen del agua cuando hay humedad abundante, idónea para ellas. 

. Relacionado con el mismo tema, sapos y culebras aparecen en los caminos: como sucedía con las ranas, los anfibios y reptiles tienen un nivel de evaporación cutánea y, cuando las condiciones higrométricas les son desfavorables, se ocultan; o salen, cuando la humedad les beneficia. Ya sabemos que, para que llueva, se necesita un grado de humedad elevado, básico para que se produzca la condensación y saturación.

. Igualmente, aumenta la presencia de lombrices: incluso salen de la tierra, horadando la misma para favorecer el drenaje, evitando así la muerte por "ahogamiento". Este ejemplo viene condicionado por la época del año y la humedad relativa del momento. 

. Sobre los peces puede observarse que, cuando se aproxima la borrasca, "saltan" fuera del agua anormalmente, de forma distinta a como nos tienen acostumbrado. También tiene su explicación: hay mayor presión dentro del agua que fuera, hay una descompensación brusca que necesitan equilibrar. 

. En otros casos se van al fondo del agua, por la misma razón anterior, para compensar. Esto lo saben muy bien los aficionados a la pesca ya que, en esas ocasiones, no suelen picar el cebo, o lo hacen mal. 

. Los gallos cantan a deshora, al romperse el equilibrio de presión y aumentar la humedad. Estos animales se alteran a la menor anomalía o cambio, ya que son muy sensibles a las variaciones. 

. Las gallinas se meten en el gallinero, o se agrupan en los rincones, debajo de los coches, etc. Es decir, a ellas también les afecta el descenso de presión y el aumento de humedad, reaccionando de otro modo que el gallo.

. En otros casos, las aves anteriores escarban mucho, buscando lombrices u otros alimentos de la tierra. Tal vez, porque sienten los descensos isobáricos y quieran alimentarse antes de que sea tarde. 

. O se "espulgan". Aunque, en este caso, la bajada de presión afecta a las huecas plumas, que actúan como auténticos barómetros. 

Y, ya que estamos con aves y con comportamientos varios ante la presencia de una borrasca, los pavos "reales" gritan y se agitan.

Algo parecido le ocurre a los gansos, que graznan sin cesar. O a los patos, que agitan las alas sin salir del agua, cuando se aproxima la lluvia. Por las mismas razones que los anteriores. 

(Continuará…)

DOMICILIO SOCIAL

RADIO NAVALMORAL

105.8 Mhz

Titular licencia: Jesús Rubio Fernández

EX-RA-LI-0017

Emisora Asociada CADENA COPE
C/. Alberto Montero, 6 
10300 Navalmoral de la Mata (Cáceres)
 
Tlf.: 927 53 17 53 (6 líneas)
Tlf.-927 53 21 68
 
Tlf. Dpto. publicidad:
927 53 17 53

e-mail: info@radionavalmoralcope.es