Bienvenidos a la portada

ESCUCHE AQUI EL HIMNO DE NAVALMORAL

BASES DEL XX CERTAMEN DE RELATOS BREVES DE NAVIDAD 2018


Al paso

Noviembre y un extraño

Por Rosa Mª Bautista

Sucedió hace ya bastantes años pero al llegar estas fechas siempre lo recuerdo. Vivía yo entonces, de manera provisional, en un pequeño piso de un bloque de vecinos, y por las tardes, al otro lado del tabique, oía algo rodar. Era para mí una vivienda eventual y desconocía quien o quienes habitaban el piso contiguo, así que al principio no presté atención.

Pero la insistencia del dichoso ruidito en venir a interrumpir mi vida todas las tardes, prácticamente a la misma hora, acabo por interesarme. Era un sonido alegre, tintineante, como el de una pequeña bola al caer, que luego rodara en libertad y con alegría hasta su desconocida meta final; y se repetía una y otra vez en rítmica secuencia.

Recordé cómo mi hermano, de pequeño, jugaba a las canicas y supuse que algún niño haría lo mismo en el piso de al lado.

Una de esas tardes mientras intentaba engarzar las cuentas de una pulsera, rota hacía ya tiempo, algunas de las piezas cayeron de mis manos y se refugiaron bajo una mesa contigua, de modo que tuve que agacharme para recogerlas. Entonces oí de nuevo el sonido al otro lado del tabique y sin poder evitarlo, instintivamente, eché a rodar una de las bolas por el suelo, como queriendo decir "sé que estás ahí " Tras un corto silencio, de nuevo el rodar y el tintineo al otro lado, respuesta por mi parte y vuelta a empezar.

El juego duro algo más de dos semanas y cada vez que me planteaba cortar con aquella absurda situación algo me forzaba a dejarlo para otro día. Era como si dos soledades se hubieran encontrado y se sintieran cómodas en este reconocerse y saberse cerca sin necesidad de explicaciones. Ni yo había visto nadie entrar o salir del piso ni me atreví a llamar a la puerta con alguna excusa.

Hasta que una tarde se hizo el silencio. Ningún sonido ajeno alteró mi tranquilidad y yo no sabía qué hacer con las bolitas de la pulsera amontonadas en un cenicero sobre la mesa. Decidí empezar el juego pero no hubo respuesta y así durante varios días hasta que me encontré en el portal con mi casera.

Por ella supe que había fallecido don Antonio: ” Sí, mujer sí, Don Antonio, tu vecino. Vivía sólo, atendido por una cuidadora que dormía en su casa por las noches y le dejaba la comida preparada antes de irse. El pobre no andaba muy bien de la cabeza, fíjate que se entretenía jugando a los bolindres en una especie de circuito montado sobre la camilla. Últimamente le decía a su cuidadora que no se preocupara porque un amigo invisible jugaba a ratos con él. Ya ves tú, en el sillón, con las canicas, le encontró muerto”.

Entonces supe lo que tenía que hacer. Entré en casa, cogí las bolas de mi pulsera, las deposité en un jarrón que llené de flores y lo deje sobre la tumba de mi desconocido amigo don Antonio. Pero como siempre sucede ante la muerte, me quedó un ligero resquemor. Quizás le hubiese gustado más que cualquier tarde hubiera llamado a su puerta.


.

DOMICILIO SOCIAL

RADIO NAVALMORAL

105.8 Mhz

Titular licencia: Jesús Rubio Fernández

EX-RA-LI-0017

Emisora Asociada CADENA COPE
C/. Alberto Montero, 6 
10300 Navalmoral de la Mata (Cáceres)
 
Tlf.: 927 53 17 53 (6 líneas)
Tlf.-927 53 21 68
 
Tlf. Dpto. publicidad:
927 53 17 53

e-mail: info@radionavalmoralcope.es