Bienvenidos a la portada

ESCUCHE AQUI EL HIMNO DE NAVALMORAL


El tiempo

Meteorología y política

Por Domingo Quijada

Está suficientemente demostrado que los acontecimientos climáticos jugaron un papel muy destacado en numerosos hechos históricos del pasado. Basta con que recordemos tres que fueron fundamentales: el fracaso de la “Armada Invencible” española a finales del verano de 1588, cuando Felipe II pretendía invadir Gran Bretaña, siendo buena parte de la flota hispana hundida por un temporal; o las conocidas derrotas de Napoleón y Hitler en sus respectivas campañas en Rusia, frente al gélido invierno soviético o el deshielo primaveral. 

Pero, que yo sepa –hasta ahora– a nadie se le ha ocurrido profundizar en la posible injerencia de los elementos meteorológicos en algún hecho político concreto sobresaliente. Por eso les voy a dedicar este capítulo, acaecido en Navalmoral hace 83 años.

Resulta que padecimos una gran crisis climática en 1935: Primavera pésima, con heladas tardías y sequía en marzo y abril; Verano cálido; Otoño e Invierno con fuertes y prolongadas lluvias (cinco meses casi sin cesar), lo que dificultó la siembre y la próxima cosecha, incrementando el paro y el hambre ante la ausencia de jornales. Llegó la Navidad y, era tal la situación, que algunos obreros parados se ven obligados a pedir limosna… 

En esa caótica situación de penuria la izquierda se aglutina en el conocido como "Frente Popular"; lo que era replicado por una derecha cada vez más violenta (sobre todo tras los sucesos de Octubre de 1934: independencia de Cataluña, golpe de estado de la izquierda, etc.), que también se unirá en un "Bloque Nacional". Motivando que los extremistas de izquierda (comunistas, anarquistas y socialistas, sobre todo) y de derecha (falangistas, cedistas o similares) se radicalicen sobremanera. 

El 7 de enero de 1936, el presidente de la República (Alcalá Zamora) decreta la disolución de las Cortes y la convocatoria de Elecciones para el 16 de febrero, que se celebran ese lluvioso día. 

Ciñéndonos a nuestra ciudad, y al contrario de lo sucedido en Noviembre de 1933 (cuando en Navalmoral hubo bastante igualdad entre los tres grandes bloques de izquierdista, centro y derecha), en los citados comicios de Febrero del 36 obtiene la victoria claramente la izquierda del mencionado Frente Popular: logra el 74'3 % de los votos locales (aquí, fue tan clara la victoria que no necesitaron recurrir al fraude electoral, como hicieron en otras localidades…), siendo el más votado el “moralo consorte” José Giral (que en 1933 se quedó sin escaño, a pesar del “clientelismo” que tenía en Navalmoral, comarca y provincia…). 

Comparando ambos escrutinios, siempre me he preguntado si influyó la nefasta meteorología y pobreza existente en Navalmoral, como encabezo este trabajo.

Bien es verdad que en los resultados de cualquier sufragio intervienen diversos factores. Sin embargo, analizo la participación ciudadana en ambos llamamientos y observo que en las indicadas del 16-2-1936 votó el 70'2 %; mientras que en las del 19-11-1933 sólo lo hicieron el 46’4 % (ya que los anarquistas se abstuvieron, de acuerdo con su ideología). Luego es evidente que, contraviniendo su habitual comportamiento contra todo tipo de autoridad, muchos de aquellos cenetistas que en 1933 no acudieron a las urnas sí lo hacen en 1936. Y entonces surge mi pregunta: ¿por qué? 

Está demostrado que muchos lo hicieron ante las promesas del Frente de Popular de una Amnistía para los condenados en 1933 (insurrección anarquista del 9 de diciembre) y 1934 (Revolución de Octubre), con más de un centenar de moralos presos todavía en diversos penales; las ofertas de reanudar la Reforma Agraria; impedir el triunfo de la derecha, etc. 

Pero, analizo la participación y el comportamiento de los anarquistas en otros lugares (como Cádiz, Sevilla y Málaga) y observo que prosiguieron absteniéndose en un buen número. 

Por lo que vuelvo a insistir con el cambio de postura de muchos del millar y medio de cenetistas moralos existentes en los albores de 1936: ¿además de por lo señalado antes, se vieron motivados por la crisis climática y económica mencionada de ese funesto año agrario? (recordemos que la agricultura era la principal actividad económica entonces de Navalmoral, y que el paro y el hambre son determinantes a la hora de votar…). 

Es lógico que no lo sabemos con certeza, y que tal vez jamás lo sepamos. Pero ya hace más de tres décadas que algún desaparecido “yuntero” moralo no contradecía mi insistencia en dicha posibilidad… 

Por cierto, luego vino una excelente primavera y las cosechas se remediaron. Pero estaban “gafadas” porque, en plena faena de recolección, estalla la Guerra Civil: gran número de esos agricultores tienen que huir y muchas de esas mieses y granos fueron pasto de las bombas incendiarias republicanas en lo trágicos combates de agosto de 1936…



DOMICILIO SOCIAL

RADIO NAVALMORAL

105.8 Mhz

Titular licencia: Jesús Rubio Fernández

EX-RA-LI-0017

Emisora Asociada CADENA COPE
C/. Alberto Montero, 6 
10300 Navalmoral de la Mata (Cáceres)
 
Tlf.: 927 53 17 53 (6 líneas)
Tlf.-927 53 21 68
 
Tlf. Dpto. publicidad:
927 53 17 53

e-mail: info@radionavalmoralcope.es